You can also leave your comment or ask any question in english.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

ALEJANDRO SOS VISITA LOGROSÁN.

 Alejandro Sos durante su visita a D. Matías Rodriguez Pazos.



 Han pasado varias décadas desde que Alejandro Sos llegó a Logrosán acompañando a su padre, Vicente Sos Baynat. Fueron pocos meses los que vivió en el pueblo porque enseguida se fue a estudiar el bachillerato, pero los recuerda con cariño. Ahora ha vuelto a recorrer sus calles rememorando anécdotas de la infancia, ha vuelto a pisar la Sierra de San Cristóbal para reconocer los restos de lo que un día fueron las instalaciones mineras en las que trabajó D. Vicente, ha visitado también a los amigos de su padre que aún viven, alguno le ha mostrado las publicaciones del profesor, con emotivas dedicatorias manuscritas, que guarda como un tesoro. Todo ha cambiado, pero conserva bien la esencia de lo que fue. Alejandro recuerda, con tristeza y una nota de cólera ante la impotencia, la magnífica colección mineralógica de Extremadura que su padre reunió y sistematizó durante catorce años y que José Fernández López convirtió en el Museo de Geología de Extremadura, cuenta que D. Vicente se negó a que llevara su nombre porque “los nombres cambian con los políticos”. A pesar de la renuncia hoy ya no existe como tal, queda almacenada la rebautizada colección Fernández López-Sos Baynat y el museo es en la actualidad un moderno espacio expositivo, Geoemérita, con muchas piezas foráneas. Nos habla también de la truncada carrera como catedrático y como profesor en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid de su padre y de los desaires de la administración que no consiguieron amargarle porque su vida estaba llena de geología.
Por nuestra parte hemos dejado patente que Logrosán y los geólogos extremeños no olvidan a su padre. Le hablamos de la visita del Instituto Sos Baynat de Castellón y del Albarregas de Mérida y le alegró sobremanera ver que estamos en contacto. Además lucí mi preciosa camiseta Sos Baynat y él la reconoció.
El Dr. Sos nos ha llamado después de su partida para agradecernos la acogida que ha tenido. Estoy segura de que se va satisfecho porque planea volver. Para Logrosán y para los que le hemos atendido, ha sido un placer inmenso su compañía y su testimonio directo de una parte tan importante de nuestra historia. Y un poquito como haber vuelto a tener aquí a D. Vicente. Le deseamos un feliz regreso a los Estados Unidos donde le necesitan sus alumnos de neurocirugía, pero confiamos en volver a verle pronto.

María Paz Dorado. Museo de Logrosán. Noviembre de 2011.


 Artículo reseñado especialmente para la web del proyecto ARCE (Ministerio de Educación) del IES Albarregas de Mérida y el IES Sos Baynat de Castellón.
Fotografía cortesía de Eduardo Rebollada Casado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada